Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente

Paseo de la Castellana 114, 4º Pta. 3 - 28046 Madrid • Teléfono/Fax: 91 319 24 61

Fragmentos de un proceso terapéutico gollum o el miedo a pensar

PDF: serrano-fragmentos-proceso-terapeutico.pdf | Revista: 37-38 | Año: 2004

África Serrano Coello de Portugal
Psicóloga.

Comunicación libre presentada en el XVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Psiquiatria y Psicoterapia del Niño y del Adolescente (SEPYPNA) que bajo el título “Familias…”, se desarrolló en Madrid los días 1 y 2 de octubre de 2004.

Resumen: Presento en este trabajo el caso de un niño de diez años a través de los dibujos realizados a lo largo del proceso terapéutico. En ellos pone en escena numerosas batallas y personajes de ficción para proyectar sus conflictos y luchas internas. Conocer algunas de estas historias y a sus protagonistas me ayudó a acercarme al niño y a que él se sintiera comprendido.
Palabras clave: expresión de conflictos, personajes de ficción, identificación.

Summary: This paper exposes a ten years old child’s case through some drawings he had done during his therapy sessions. In order to project his conflicts and inner fights, he staged painting several battles and fictitious characters. It was very useful for me to know some of these stories and their protagonists because it allowed me to approach him and, meanwhile he felt understood.
Key words: conflict’s expression, fictitious characters, identification.

Trabajar con niños supone, entre otras muchas cosas, estar al día en todos aquellos personajes de ficción antiguos o actuales que ellos ponen en juego para proyectar y expresar sus conflictos y desculpabilizar los afectos. Obviamente, no todos escogen las mismas historias y, éstas a su vez varían según la edad y circunstancias.

En el caso que traigo, Dani un niño de diez años con episodios de descontrol y fobia escolar, encuentra en Gollum y las batallas que se libran en “El Señor de los Anillos” el modo de poner en escena sus ansiedades y luchas internas.

Gollum, es ese ser que vive en las cuevas aislado y empequeñecido por “su tesoro”, llevado por una obsesión incurable que le incapacita para cambiar el rumbo. Es el arquetipo del que es expulsado de la sociedad, arrastrándose solo en un descenso a la locura; pero también un personaje trágico que habla consigo mismo transmitiendo una sensación tangible de sufrimiento, lo que ayuda a entenderle mejor. Su cuerpo, como el de Dani, está desnutrido, blanquecino y consumido, pues ambos le vuelven la espalda al sol. Fue gracias a él que conseguí acercarme al niño, pues él comenzó a sentirse comprendido ya que Gollum representa la confusión y el repliegue patológico y, el anillo ir contra mi voluntad y hacerme daño a mí mismo [Las palabras en cursiva indican lo expresado literalmente por el paciente]; de hecho mencionarle es lo único que le hacía reaccionar y pensar en su situación.

Para Dani, el ejército de la oscuridad (que según él está formado por orcos y guerreros Uruk-Hai) crea un contenido de marco-envoltura que le resulta muy difícil de abandonar. Así, las exigencias externas entran en oposición con las necesidades internas, por lo que su yo se defiende a través de la regresión y la represión, bloqueándose la entrada en la pre-pubertad y el empleo del discurso como medio expresivo. No libera intereses hacia el exterior (lo escolar, amigos, deportes, comida…) y su capacidad para investir el pensamiento se encuentra obstaculizada.

Trabajar mi contratransferencia se me hacía complicado porque era ambivalente. Dani se mostraba muy reacio a mis interpretaciones debido a que no podía hacerse cargo del sufrimiento y por la invasión de las fantasías arcaicas; esto hacía que fuera difícil para él hacer frente a los movimientos depresivos que acompañan el acceso a la realidad.

En este niño, que se concibe a sí mismo como su peor enemigo, el yo se derrumba incapaz de disminuir la potencia de las pulsiones y desviar la energía hacia el pensamiento; además, encuentra dificultades para renunciar a los benefi cios conquistados gracias a los síntomas, a lo que se le suma una familia que no sostiene ni favorece que su narcisismo se estructure. En casa no hemos sabido poner la ley del padre (confesó él mismo en una entrevista); se trata de un medio conflictivo y apático en el que apenas se reflexiona y, por consiguiente, no le ayuda a dar sentido a su vida.

Es a través de sus dibujos y de todos los personajes que habitan en ellos como pude acogerle con sus heridas narcisistas y entenderle. He de destacar que si yo no hubiera conocido esta historia y las características de sus protagonistas, creo que no hubiera logrado encontrarme con él, pues habría pasado de largo ante las identificaciones y su significado más profundo, entre otras muchas cosas.

A continuación, quiero mostrarles una selección de sus dibujos realizados a lo largo del proceso terapéutico y relatarles brevemente las descripciones que de ellos me hacía. Supongo que les llamarán la atención por su calidad gráfica que pone de manifiesto un alto nivel intelectual aunque éste no lo integra en su proceso de pensamiento que está muy desestructurado, por lo que resultan descarnados y mortíferos.

  • En las pruebas HTP, aparece un elemento adosado en la casa, un almacén de objetos inanimados que representa sus aspectos más disociados y regresivos, además de su propio dueño que vive solo, parapetado y escondido de alguien, como sintiéndose amenazado. El árbol pertenece a un bosque sombrío porque está muerto porque nadie lo cuida, impresiona lo quebradizo y desvitalizado, así como la presencia de registros traumáticos no resueltos. De la persona destacaría el gesto tan temeroso y a la vez tan temible, así como su concepto de lo adulto.
  • Este dibujo lo titula Orcos; dice de él que es un poco bestia porque trata de una batalla encarnizada en la que van a dar caza a los héroes que se perdieron en las cavernas y están emboscados. El estandarte es un ojo rojo porque creen que bajo tierra hay un dios del fuego que les manda luchar contra los hombres. Parece que siente que su comportamiento está mandado por impulsos, un ello tanático y destructivo que no puede gobernar
  • En este otro, son varios los personajes que se dirigen a una ciudad fantasma en la que los muertos están enfadados con los vivos por el ruido que hacen y deciden apoderarse de sus almas muriendo todos los habitantes. Estos personajes se encuentran en la carretera y se unen… El de la derecha es un detective, el otro un antenista al que también llamaron para que arreglara las cosas… Los del fondo son un chico que está herido en una pierna y una chica que iba a poner flores en la tumba de su hermano… Los caminos están bloqueados por los muertos… Así es como él concibe el mundo, peligroso y amenazante, lleno de muertos que no dejan en paz a los vivos. Afortunadamente, fruto del trabajo terapéutico, aquí ya surgen personas que se acompañan haciéndose sentir que no están solas.
  • En esta batalla ya aparecen los términos buenos y malos. Estos últimos intentan escalar la fortaleza y colarse en el castillo. Llevan un caracol-monstruo.
  • Un dibujo abstracto de un hombre. La boca es la raya horizontal, aquí la lengua y los ojos. Se le ha abierto la cabeza de tanto pensar y le sale humo. El resto, son dibujos que él añade como pensamientos que se escapan de la misma.
  • Finalmente, al despedirnos por vacaciones después de diez meses, pinta un gólem de hueso, que comparte parte de la clavícula y las costillas, pero cada uno con su esternón. Le acompañan un ogro azul que está herido y que lleva una espada para matar a los dos pequeños aventureros que le están perturbando y, un trol verde. Los exploradores son un humano y un semiorco, que es una mutación de humano con orco. Son aventureros y van armados.

    Escenifica así su proceso, sus batallas y monstruos internos y, cómo los exploradores (él y yo) nos adentramos en su mundo. Sin embargo, parece que no tiene claro que quiera ser “humano” y representa su ambivalencia identificándose con el semiorco, pues a menudo, no sabe de qué lado ponerse. Él otorga a los monstruos más superioridad, sin embargo se da cuenta de que esto asusta a los otros y le aísla como Gollum me dice, rescatando así el personaje principal del que partimos; seres cuyo poder les hace grotescos.

El objetivo es ayudarle a pensar y, que se sienta un ser humano vivo y diferenciado de las figuras parentales; difícil tarea dado que el entorno familiar es probablemente más enfermo que el propio niño y no va a tolerar su mejoría, además él recela, pues afirma que el peor enemigo puede ser la propia conciencia. Quizá ésa sea la siguiente cuestión, si lo que le lleva a perderse es la pulsión que se impone o, un superyó cruel con el que se agrede.

Subir