Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente

Paseo de la Castellana 114, 4º Pta. 3 - 28046 Madrid • Teléfono/Fax: 91 319 24 61

La interrupción de tratamiento en los adolescentes seropositivos: ¿Una respuesta a la no-observancia terapéutica? ¿Qué está en juego para los adolescentes enfermos crónicos?

PDF: vidal-interrupcion-tratamiento-adolescentes-seropositivos.pdf | Revista: 45-46 | Año: 2008

LA CONSULTA DE PEDIATRÍA INFECCIOSA EN MONTPELLIER

Los pacientes atendidos son 29 niños VIH+ con16 niños de más de 13 años (10 chicas y 6 chicos); 4 adolescentes han interrumpido o abandonado el tratamiento:

  • A. – 14 años 9 m – madre fallecida, ella tenía 4 – Revelación de su enfermedad a 14 – Criada por su padre y una madrastra con la que se lleva bien – Indetectable a la interrupción – No-seguimiento de las indicaciones terapéuticas – Pidió la interrupción.
  • S. – 14 años 10 m – Revelación de su enfermedad a 10,5 – Tiene una gemela no infectada – Vive con sus padres – En conflicto con su madre + resultados escolares bajando. Casi indetectable a la interrupción – No-seguimiento de las indicaciones terapéuticas – Resistencias múltiples.
  • J. – 14 años 5 m – Padre fallecido a su nacimiento – Un hermano mayor VIH+ – Vive en familia de acogida – Madre proyectando mucho su propia adolescencia – Nunca fue indetectable – No-seguimiento de las indicaciones terapéuticas – Resistencias múltiples.
  • C. – 14 años 2 m – Madre fallecida, ella tenía 4 años – Revelación de su enfermedad a 12 – Vive con su padre que tiene una vida homosexual. Apoyo paternal tardío – Nunca fue indetectable – No-seguimiento de las indicaciones terapéuticas – Resistencias múltiples.

Los chicos que no han interrumpido el tratamiento y siguen las indicaciones terapéuticas, tienen en medida 14 años 6 m.

EVOLUCIÓN DE LAS INTERRUPCIONES DE TRATAMIENTO

A. – M17 – 410 CD4 – La cuestión de la muerte de su madre pudo estar evocada con su suegra y su padre. Hasta ahora la pregunta está tabú.
S. -M18 – 573 CD4 – Busca su equilibrio familiar y escolar después de una revelación familiar tardía y dolorosa. La situación empieza a tranquilizarse. La madre se siente muy culpabilizada.
J. – Reanudó con el tratamiento después de M23 – Experimentó primeros efectos de la enfermedad y la eficacidad del tratamiento. La interrupción le permitió maduración y de poder ser la hija de su madre sin tomar el mismo camino que ella (toxicomanía y cárcel).
C. – Debería reanudar con el tratamiento desde M29 pero está en conflicto abierto con su padre sin que el médico, por el momento, logre verla.

¿POR QUÉ INTERRUMPIR EL TRATAMIENTO ANTIRRETROVIRAL EN LA ADOLESCENCIA?

La interrupción terapéutica en cuestiones de VIH no crea consenso, está incluso desaconsejado. Los estudios realizados acerca de los adultos enseñan resultados matizados (Searchlight, 2000, YENI, 2006). Sin embargo puede considerarla en dos casos: cuando el tratamiento inicial ha sido precoz y cuando no hay observancia (23). Existen pocos estudios sobre la parada planificada del tratamiento de los niños (24-25). Las primeras constataciones son que:

  • No hay diferencias significativas con los resultados en los adultos (26).
  • Las paradas discontinuas están desaconsejadas porque son inoperantes (27).
  • No hay replicación viral en la mayoría de los niños.
  • La calidad de vida está mejorada.
  • La decisión de parada debe hacerse caso por caso.

Las razones médicas

  • La no-observancia arrastra riesgos de resistencias al ARV (TARGA) y entonces disminuye las soluciones terapéuticas ulteriores.
  • Las condiciones médicas están cumplidas: CV indetectable, CD4 ≥ 20 % (350).
  • La parada de tratamiento disminuiría la toxicidad acumulada y pues los efectos secundarios.

Páginas: 1 2 3 4 5

Subir