Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente

Paseo de la Castellana 114, 4º Pta. 3 - 28046 Madrid • Teléfono/Fax: 91 319 24 61

2020-01-15 indexación de los artículos publicados en la revista de SEPYPNA

Estimados colegas:

Os informamos que hemos conseguido finalizar una primera parte de la indexación de todos los artículo publicados en las revistas no embargadas de SEPYPNA. Ya disponemos de todos los artículos publicados desde el 1988. Un total  de 526   artículos de alto nivel científico. Nos falta aún indexar las publicaciones de los 4 primeros años de la revista Cuadernos de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente (que en aquel momento se llamaba Cuadernos de Psiquiatría y Psicoterapia Infantil).

Como sabéis a  partir de ahora, la búsqueda que hagáis en nuestra web, os devolverá, los artículos publicados desde entonces hasta hoy , excepto los dos años de embargo. Para ello basta con utilizar el buscador dentro de la página  ir. Para ello :

  • Utiliza el campo de búsqueda para filtrar bien sea un nombre de autor, una palabra clave o un título del artículo (distingue signos de acentuación).
  • Para abrir un artículo, pulse sobre el título que desee consultar.
  • Para agrupar los artículos según el número de la revista en la que fueron publicados, pulsa los enlaces que aparecen debajo del campo de búsqueda.

Esperamos que sea de vuestro interés

En el año  1985,   Fernando Cabaleiro Fabeiro, presidente de SEPYPNA, presentaba nuestra revista Cuadernos de psiquiatra y psicoterapia infantil . El número 0. Más adelante, en el 1997,  se cambió el nombre de la publicación pasando a llamarse  Cuadernos de psiquiatría y psicoterapia del niño y del adolescente. Cambió el nombre,  se mantuvieron sus principios, sus objetivos, sus ideales…  Leyendo esta presentación vemos como las preocupaciones de ese «pequeño grupo de psiquiatras infantiles», son tremendamente actuales y cómo a pesar de que aún se luche por alguno de los objetivos propuestos, se está consiguiendo uno de los más importantes:  «redefinir mejor el quehacer del psiquiatra y del pro­fesional de Salud Mental Infantil» .

Fernando Cabaleiro señala la importancia de los congresos y reuniones científicas organizadas por la Sociedad:   «..Pretendemos que nadie regrese  de uno de nuestros encuentros sin haber aprendido algo que de veras merezca la pena» . Hoy  SEPYPNA quiere dejar consantcia de todas las aportaciones indexadas de cada uno de los artículos y ponencias que se han presentado en los diferentes encuentros científicos.

El texto integro de la presentación de la revista no tiene desperdicio

«Estoy seguro de que constituye para todos los miembros de SEPYPNA una gran satisfacción ver aparecer el primer número de nuestra Revista. 

Cuando hace seis años un pequeño grupo de psiquiatras infantiles nos reuníamos para entrever las posibilidades de constituir la actual  Sociedad, latía en nosotros la ilusión de contribuir al desbrozamiento del campo de la psiquiatría del niño y del adolescente en los distintos pueblos de España en los que cada uno teníamos nuestras raíces.

El nacimiento de SEPYPNA coincide, y no por casualidad, con los inicios de la apertura democrática. En los años que la precedieron en todos los campos sociales, de la cultura y de la ciencia, se pujaba con fuerza por salir de una larga y oscura situación. La Salud  Mental Infantil, tanto a nivel de contenidos  teóricos como del trabajo clínico-asistencial, quedó – salvo las excepciones de algunas admirables individualidades o grupos- muy marginada del desarrollo que estaba teniendo en otros países,  quedó acantonada en el campo de la organización o del organicismo, o bien en la práctica de los tests de finalidad clasificadora que facilitaban la margi­nación institucional del niño. Al infradesarrollo asistencial se unían el no reconocimiento de la especialidad infantil, la falta de programas de formación en este campo y el hecho de que los pocos puestos que existían para ocuparse de niños y adolescentes fuesen a menudo ocupados por profesionales con formación exclusiva en adultos.

La situación no ha cambiado mucho en la actualidad,  pero  fue en aquel contexto , y en el de una apertura social, en el que se proyectó SEPYPNA. En modo alguno ella pretende asumir las responsabilidades – que son de todos – de generar un necesario y profundo cambio . Ni la Sociedad se encuentra sola, ni considera que la historia de la Salud Mental Infantil  en España comienza con ella. Pero sí creímos necesaria la constitución de una sociedad  como la nuestra, para redefinir mejor el quehacer del psiquiatra y del profesional de Salud Mental Infantil.

En nuestro ánimo está centrar el fin último de dicho quehacer en el mundo psíquico del niño, cosa que no es evidente para todos. Creemos que el instrumento fundamental para la comprensión y el cambio es nuestra relación estructurada con el niño, con sus padres o con su entorno humano. De ahí viene que en el enunciado de nuestra Sociedad esté la palabra «Psicoterapia» que sin duda tiene el sentido más estricto de lo que es la psicoterapia propiamente dicha, pero también quiere significar el estilo y las perspectivas que deseamos darle a nuestro trabajo clínico  cotidiano.

Por ello, aunque bien asentados en unas concepciones científicas interdisciplinarias, nuestra fuente de inspiración más presente es el psicoanálisis. Tanto nuestros estatutos, como la evolución misma de la Sociedad, no dejan dudas sobre este punto.. Pretendemos que esta forma de concebir el abordaje de los problemas psíquicos del niño y del adolescente sea la aportación más peculiar  -aunque  no la  única –  al campo  de la  salud  mental infantil.

Hay sin duda – como también reflejan los estatutos – otros muchos intereses y pretensiones en nuestra Sociedad, quizá no tan peculiares pero no por ello menos importantes : que se reconozca la especialidad, que se desarrollen programas de formación, que se planifique y se dote de manera  conveniente  la asistencia psiquiátrica al niño y al adolescente,’ etc. Nuestra colaboración con quienes comparten estas inquietudes nos será siempre muy grata.

Hemos tenido desde los comienzos, el particular empeño de dar un carácter de rigor y de seriedad científica a nuestra Sociedad y a sus actividades. Pretendemos que nadie regrese  de uno de nuestros encuentros sin haber aprendido algo que de veras merezca la pena . No hemos buscado que la Sociedad creciese muy rápidamente . Nos ha interesado más, crear el clima de coherencia necesario para que toda discusión pueda ser fructífera. Creo que los estatutos aseguran que  este clima  pueda  mantenerse  en el futuro.

Hace poco más de tres años que nuestra Sociedad quedó legalmente constituida y, pese a las dificultades propias de todo aquello que empieza, sentimos la satisfacción de haber podido llevara cabo las actividades científicas previstas, de ver evolucionar y consolidarse los proyectos de SEPYPNA y de asistir hoy al nacimiento de la Revista, que constituirá un valioso vehículo de conocimientos y comunicación dentro y fuera de la Sociedad. A ella damos nuestra cordial bienvenida».

Un año antes, se celebró en Lleida  del 9 al 11 de noviembre de 1984, se de celebró el I Congreso Nacional de SEPYPNA, aún no había nacido nuestra revista, pero adelantándose a los tiempos, se publicaron ya las ponencias presentadas allí. No podíamos olvidarlo. Le hemos llamado número -1.

Subir