Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente

Paseo de la Castellana 114, 4º Pta. 3 - 28046 Madrid • Teléfono: 640 831 951

El dibujo del niño psicótico en las etapas evolutivas del modelo de Lowenfeld

PDF: redondo-rodriguez-dibujo-nino-psicotico-lowenfeld.pdf | Revista: 53 | Año: 2012

OBJETIVOS E HIPÓTESIS

El estudio que se presenta a continuación tuvo como objetivo principal determinar cómo se sitúan los dibujos de un grupo de niños psicóticos en las etapas evolutivas de Lowenfeld en relación a lo esperable para su edad cronológica, y en relación a un grupo de niños con trastornos neuróticos de una edad similar.

En primer lugar, se hipotetizó que una gran proporción de los niños psicóticos se encontrarían en etapas evolutivas previas a lo que por edad les correspondería encontrarse.

Una segunda hipótesis apuntó que existirían diferencias entre psicóticos y neuróticos en cuanto a evolución por etapas, y que los niños psicóticos se situarían por detrás.

MÉTODO

Participantes

Para el estudio se seleccionó una muestra clínica de 30 niños de dos centros de salud mental de la provincia de Bizkaia,15 pertenecien-

tes a un Centro de Día especializado en el tratamiento de niños con psicosis infantil, y 15 de un CSM, con un diagnóstico de trastorno neurótico (trastornos con preponderancia ansiosa, fóbica, histérica, obsesiva, o con preponderancia de las inhibiciones. También se incluyen depresiones neuróticas, patologías neuróticas de la personalidad y trastornos neuróticos con predominancia de las funciones instrumentales).

La tabla muestra una descripción más pormenorizada de cada uno de éstos grupos en cuanto a algunas variables que resultan significativas (ver Tabla 1).

Variables e instrumentos de medida

La evaluación de las características de los dibujos, se realizó utilizando una tabla de doble entrada inspirada en el modelo de Lowenfeld, y elaborada “ad hoc” por las investigadoras (ver Anexo 1). Este instrumento novedoso, se construyó detectando en los textos de Lowenfeld las variables o elementos de observación que eran comunes a todas las etapas (“Figura”, “Elementos”, “Proporciones”, “Espacio” y “Color”). A continuación, se describió brevemente cómo se concretaban esas variables en cada etapa evolutiva (Garabateo, Preesquemática, Esquemática, Realismo y Razonamiento). La tabla permite categorizar cada uno de los dibujos según sus elementos, y ubicarlos en la etapa que corresponda sin que tenga que ser necesariamente en la que por edad cronológica deberían estar.

Procedimiento

Los dibujos tanto del grupo de niños psicóticos como del de trastornos neuróticos se seleccionaron a partir del material recogido en las historias clínicas desde septiembre de 2007 hasta junio de 2009. Todos los niños psicóticos del centro fueron susceptibles de ser incluidos en la muestra, siempre que sus historias clínicas contuvieran algún dibujo, de forma que 3 de ellos tuvieron que ser eliminados por no cumplir con ésta característica. La muestra de los niños con trastornos neuróticos se constituyó seleccionando de un CSM niños con este diagnóstico, con edades similares a los del otro grupo, y que a su vez hubieran realizado alguna representación gráfica durante el tiempo que llevaban en tratamiento, hasta igualar en número al grupo de los psicóticos.

Tras recoger los dibujos, éstos se clasificaron de acuerdo con las variables del modelo de Lowenfeld a través del instrumento descrito en el apartado anterior.

RESULTADOS

Para observar el posible retraso en la evolución de los dibujos de los niños psicóticos, se efectuó una comparación entre la Etapa Teórica (ET), es decir, en la que por edad deberían situarse sus dibujos, y la Etapa Real (ER), aquella en la que realmente se constata que se encuentran sus dibujos tras haber analizado sus características. Aunque la prueba Chi-cuadrado no arrojó diferencias estadísticamente significativas entre ET y ER, c2(4, n = 15) = 6.52, ns., sin embargo, un análisis porcentual de la situación de los niños respecto a su ET, (ver Tabla 2) refleja claramente cómo éstas sí tienen lugar. El 100% de los niños psicóticos se encuentran en una ER inferior a su ET, situándose el 26.7% una etapa por debajo; el 46.7% dos etapas por debajo; el 20% tres etapas; y el 6.7% cuatro etapas (ver Dibujos 1, 2 y 3).

A continuación se muestra un dibujo representativo realizado por un niño de 10 años. Su dibujo debería situarse en la etapa de Realismo, pero las características corresponden a la etapa Esquemática. Como puede verse, aparecen elementos repetitivos, ausencia de proporciones y presencia de transparencias que no corresponden a esta edad.

Tabla 2: Frecuencia de los niños psicóticos en la ET

Bajo éstas líneas puede observarse otro de los dibujos característicos realizado por una niña de 8 años de edad. Su dibujo debería encontrarse en la etapa Esquemática, pero las características corresponden a la etapa de Garabateo, con presencia de una figura humana formada por un círculo del que salen brazos horizontales y verticales.

Dibujo 1

Finalmente, se incluye una representación realizada por un niño de 13 años. Aunque debería situarse en la etapa de Razonamiento, sus características corresponden a la última fase de la etapa de Garabateo, con una incipiente figura humana, trazos en zig-zag, y combinación de líneas verticales y/o círculos.

Dibujo 2

Dibujo 3

En segundo lugar y antes de proceder a realizar comparaciones estadísticas entre el grupo de niños con trastornos psicóticos y el de neuróticos, se efectuó una comparación entre las ETs de ambos grupos con el fin de descartar que las posibles diferencias posteriores pudieran ser debidas a que la edad de partida fuese distinta. El resultado manifiestó que las ETs podían considerarse similares c2(2, n = 30) = 2.96, ns.

A continuación, se empleó la prueba Chicuadrado para tratar de verificar si existían diferencias entre las etapas reales (ERs) de los dibujos de los niños psicóticos y los de los neuróticos, encontrándose que éstas sí tenían lugar, y que eran estadísticamente significativas c2(3, n = 30) = 15.37, p < ,05. El Gráfico 1 refleja la distribución comparativa por etapas de los dos grupos. Tal como puede observarse, la totalidad de los niños psicóticos se sitúan en las primeras etapas (20% en Garabateo; 53.3% en Preesquemática; 26.7% en Esquemática; y 0% en Realismo y Razonamiento). Este patrón no se repite en el caso de los niños neuróticos, que mayoritariamente se encuentran en etapas más evolucionadas (0% en Garabateo; 6.7% en Preesquemática; 60% en Esquemática; y 33.3% en Realismo).

Finalmente, los análisis realizados con la prueba Chicuadrado para determinar si existían diferencias entre el grupo se niños psicóticos y el de neuróticos en los distintos dominios de las etapas, revelaron que las diferencias no solo se circunscribían a la distribución general por etapas, sino que se daban en todos y cada uno de los dominios estudiados. Así, se encontraron diferencias estadísticamente significativas en Figura, Elementos, Proporciones, Espacio y Color, con unos valores de c2(3, n = 30)=16.25,p<,05,c2(3,n=30)=15,p<,05,c2(3,n= 30)=15.01,p<,05,c2(3,n=30)=12.93,p<,05,c2(2, n = 30) = 6.67, p < ,05 respectivamente.

Los Gráficos 2 y 3 reflejan la distribución de todos los dominios en las distintas etapas en el caso de los dos grupos.

Páginas: 1 2 3

Subir